Repartidores de costes como herramienta para el ahorro energético en el sector residencial en Madrid

En Madrid, el balance de energía refleja que el sector residencial, comercial e institucional representa el 57% de la energía consumida en la ciudad.

 

De acuerdo con los resultados del Proyecto SPAHOUSEC que analiza el consumo energético del sector residencial, los grandes consumidores de energía en el hogar son la calefacción y el agua caliente que, de media, suponen las dos terceras partes del gasto.

 

Los sistemas de calefacción colectiva resultan energéticamente más eficientes que los sistemas individuales aportando otras ventajas a la hora de producir calor doméstico. También las calderas colectivas son más eficientes, pero una parte acaba por perderse si no es posible que cada usuario consuma lo que realmente necesita y pague en función de su consumo.

 

Existen soluciones para medir la cantidad de calor suministrada a una vivienda con un sistema de calefacción colectivo y repartir los costes de forma fiable ajustada a los consumos reales gracias a los parámetros que recogen cada cierto tiempo.

 

Según AERCCA, Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción, la instalación supone ahorros medios superiora a un 20% y el IDAE, Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, añade que si el sistema de reparto de costes se complementa con un sistema que permita la regulación de temperaturas el ahorro puede llegar hasta el 30%.

Fuente: Madrid.es 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code